Ser flexibles es trabajar en una amplia variedad de situaciones individuales y de grupo. Es la capacidad de entender y apreciar las diferencias y las perspectivas opuestas de una situación, y de adaptarse rápidamente a los cambios, a fin de alcanzar los objetivos propuestos.