El compromiso organizacional es la capacidad personal y la buena voluntad de alinear el propio comportamiento con las necesidades, prioridades y objetivos de la organización y de actuar de tal manera que se promocionen los objetivos y necesidades de la organización.