Analizar, identificar, estructurar una situación en la que se produce una desviación entre lo  que sucede y lo que debería estar sucediendo, además de encontrar unas conclusiones efectivas para llegar a una correcta solución en un intervalo de tiempo razonable.